El exoesqueleto más ligero y rápido que permite andar a personas parapléjicas


Los últimos exoesqueletos de ReWalk Robotics permitirán a las personas con paraplejia volver a andar reconociendo los cambios en su centro de gravedad.
En los últimos meses hemos visto un avance enorme en el mercado de prótesis para humanos, fabricadas en materiales ultraligeros y equipadas con sensores de alta sensibilidad que permiten a las personas mover sus miembros con sólo pensar en ello, es decir, como si no llevasen una prótesis, sin retardo en la acción.

Así mismo, muchas compañías están desarrollandoexoesqueletos que pueden aplicarse en muchos campos, como por ejemplo para permitir a trabajadores de fábricas cargas con grandes pesos. En este sentido, el último modelo de la empresa ReWalk Robotics va más allá.
Esta compañía lleva años desarrollando exoesqueletosdirigidos a personas con paraplejia para permitirles volver a andar con la ayuda de una estructura externa. Ahora han presentado el Personal 6.0, su exoesqueleto más “pequeño”, ligero y rápido hasta la fecha.
Este ReWalk 6.0 ofrece a las personas con lesión medular la posibilidad de volver a andar y tener un mejor control de la marcha. Al igual que los anteriores, se trata de un exoesqueleto externo, queda a la vista y no es precisamente discreto, pero sí es mucho más “refinado” que antes.
Uno de los grandes cambios es la ubicación de la batería, que ahora se coloca en la zona de la cadera y así el usuario no tiene que cargar con una gran mochila a la espalda. La detección de los movimientos se realiza a través de sensores que detectan cuando el paciente cambia su centro de gravedad.
Es decir, al inclinarse hacia delante o atrás para levantar, andar o retroceder. Los motores están colocados a los lados de la cadera y las rodillas, pudiendo alcanzar una velocidad de la marcha de 2.6 km/h, la más alta hasta el momento. Por supuesto, no es un exoesqueleto para todo el mundo, principalmente por los 77.000 dólares que cuesta.
Más información en ReWalk Robotics.